El acceso generalizado a Internet, el incremento de los dispositivos móviles y la tecnología digital tiene un impacto significativo en nuestro día a día. La sociedad actual vive inmersa en la interactividad, está permanentemente conectada y tiende a participar de manera activa.

Como consecuencia, están surgiendo problemas en el proceso de enseñanza-aprendizaje en el aula, como, por ejemplo, la desmotivación, los métodos de enseñanza son poco estimulantes; el desinterés, los estudiantes carecen de interés para participar activamente en el aprendizaje; el rechazo por lo tradicional, la falta de acceso a la tecnología actualizada limita las oportunidades de aprendizaje digital, etc.

 

Autora: Carmen María Robles López

comunicacióneducaciónmarketingtransmedia